Las últimas tendencias en gastronomía

Cheesecake de calabaza

Para la corteza:

1 1/3 tazas de migas de jengibre
1/3 taza de azúcar granulada
8 cucharadas de mantequilla, derretida

Para el cheesecake:

900 gr de queso crema a temperatura ambiente
1/4 taza de crema de leche
1 3/4 taza de puré de calabaza

1/2 taza de azúcar morena
1/2 taza de azúcar granulada
3 huevos
1 yema de huevo
2 cucharaditas de extracto de vainilla
2 cucharaditas de canela molida
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de clavo de olor molido
1/4 cucharadita de nuez moscada recién molida
Pizca de sal



Preparación

 

- Calentar el horno a 180°. Envolver el exterior de una cacerola de molde desmontable de aproximadamente 20 cm con papel de aluminio. (Esto la sellará para que no entre agua).

- En un tazón, combinar las migas de jengibre, el azúcar y la mantequilla derretida. Meter la mezcla en la cacerola y hornear hasta que esté ligeramente dorada, de 5 a 6 minutos.

- Luego, enfriar completamente.

- En un procesador de alimentos, añadir el queso crema, la crema de leche, la calabaza y los azúcares hasta que la mezcla quede suave. Agregar los huevos y la yema de huevo uno a la vez, procesando brevemente entre cada adición.

- Añade la vainilla, la canela, el jengibre, los clavos de olor, la nuez moscada y la sal y continuar con el procesamiento para combinar todos los ingredientes.

- Colar el resultado cremoso a través de un tamiz de malla fina o colador sobre la corteza enfriada anteriormente. Transferir la cacerola con la mezcla dentro de otra aún más grande y colocarlas a baño maría (de modo que esta alcance un cuarto del tamaño de la más pequeña - la que contiene el pastel)

- Hornear hasta que la crema llegue al borde, y se encuentre todavía ligeramente líquida en el centro cuando se sacude: Aproximadamente entre 45 minutos y 1 hora.

- Enfriar el pastel a temperatura ambiente durante 1 hora y luego meter en el refrigerador por un par de horas más.

- ¡Disfrutar!

 

5b847b1753934f265f459801e2dc2937c7b13459.jpeg