Disfruta tu hogar como siempre lo soñaste

¡Conviértete en un roomate excepcional!

Vivir con un roomate es una experiencia única en la vida. Es el primer paso que damos hacia una vida más independiente. Sin embargo, pueden existir tantas cosas buenas como malas. A veces la relación se puede tensar y convertirse en algo incómodo.

Sin embargo, es bastante sencillo llevar una buena relación con la persona que vive contigo. Lo más importante es que no debes olvidar la regla de oro: “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan” y, a partir de allí, todo se dará con la mejor armonía.

Las reglas de convivencia se pueden crear para todas las áreas de la casa o apartamento que comparten. En esta ocasión, nos enfocaremos en 5 para aplicar en el área de la cocina.

1.- Dividan, equitativamente, las estanterías en la cocina para guardar su despensa. De esta forma, evitarán las confusiones de qué es de quién y las molestias de comer algo que pertenecía a la otra persona.

2.- La refrigeradora también puede ser un espacio dividido equitativamente. También es muy común entre roomates rotular los productos dentro del refrigerador, para dejar claro quién es el dueño del producto.

3.- Compren sus platos, vasos y utensilios de cocina en colores distintos o con patrones distintos, sin embargo, no olviden llevar una línea de contraste para que su apartamento no pierda sintonía.

4.- Cada vez que utilices algo de la cocina, déjalo en su lugar, lava los platos que utilizaste y déjalo todo limpio y en orden.

5.- Si te falta algo y necesitas usarlo con urgencia, pídelo prestado. Tu roomate apreciará esta acción, crearán un lazo de confianza y darás la pauta para que él o ella haga lo mismo contigo.

5a228e831f4e01fb66e1905a497c6d9e129f770e.jpeg