Disfruta tu hogar como siempre lo soñaste

El binomio perfecto

Dicen que los clásicos nunca pasan de moda, y los tonos blanco y negro nos lo demuestran temporada a temporada, ya que siempre encuentran la forma de renovarse y sorprendernos.

 

De por sí pueden constituir un estilos por sí solos, no olvidemos las decoraciones total black o total white que hacen furor actualmente, pero combinados adecuadamente se potencian para dar lo mejor de cada uno. El negro representa elegancia, sofisticación, sobriedad y complementándolo, a su lado, aparece el blanco emanando luz, tranquilidad y frescura.

 

Si eres una amante de estos tonos, te damos algunos consejos para que crees un ambiente muy chic en tu hogar. La clave está en equilibrarlos para lograr una armonía entre ambos.  Lo ideal, es utilizar el blanco para las paredes, techos y pisos para darle una gran sensación de amplitud y luminosidad al espacio. Luego, tu decides si incorporar el negro a través de elementos “de peso” como sillones, muebles, mesas o mediante objetos decorativos menores como cuadros, cojines, mantas o veladores.

 

Lo importante es lograr un espacio con personalidad y al mismo tiempo un toque zen en el que te sientas a gusto y permita relajarte.

5a74c4550917a12430768da2d262256051c4b156.png