Disfruta tu hogar como siempre lo soñaste

Enseñando a reciclar

Es importante enseñarle a tu hijo o hija el hábito del reciclaje desde temprana edad. Esto los formará y educará para continuar realizándolo durante toda su vida. Además, les dará perspectiva y conciencia sobre la importancia del cuidado del medio ambiente.

El proceso del reciclaje inicia al separar los distintos materiales o residuos que tengas en casa y clasificarlos según corresponda. Te recomendamos contar con cada uno en casa, para que la asociación de los colores y materiales sea verdadera:

Contenedor verde: para vidrio

Contenedor amarillo: para plásticos y latas

Contenedor azul: papel y cartón

Contenedor naranja: residuos orgánicos


Para enseñarle a depositar los residuos donde corresponden puedes colorear junto a tu hijos distintos objetos que puedan clasificarse en cada uno de los contenedores de reciclaje y recortarlos. Luego, pídeles que depositen el objeto en el contenedor que corresponda. Esto hará el proceso de aprendizaje más divertido y, poco a poco, comenzarán a organizar adecuadamente los productos.

Recuerda que reciclar no es solamente separar los residuos. Reciclar es utilizar materiales que ya hayan cumplido su función principal, de una forma distinta, dándole al objeto una nueva utilidad.

Aquí te compartimos manualidades divertidas que puedes realizar con tu hijo e hija, pasarla bien y fomentar el hábito del reciclaje.

  1. Decora tu jardín con botellas plásticas como macetas colgantes, como contenedor de comida para pájaros o como regador de jardín cacero.
  2. Utiliza los cilindros de cartón de los rollos de papel para crear personajes divertidos y decorar el cuarto o jugar con ellos.
  3. Las cajas de zapatos hacen las guitarras más rockeras y divertidas del mundo.
  4. Recorta el centro de un plato de cartón, píntenlo con los colores que prefieran. Toma un cilindro de cartón de un rollo de papel para cocina, píntalo y pégale una base. ¡Listo! Tendrás un juego para divertirse por horas.
  5. Realiza un móvil creativo con llaves viejas y residuos de lana.
  6. Con los platos de duroport o plástico también puedes realizar mascarillas de tus personajes o animales favoritos. Las cortas por la mitad, dibujas y pintas el personaje, cortas los orificios de los ojos, pegas una pajilla al lado y listo.


¡Siempre hay una actividad divertida para realizar, únicamente debes expandir tu creatividad!

 

286237982d01b0ae5d2e591a7213b53b2554e326.jpeg