Disfruta tu hogar como siempre lo soñaste

Jardines Verticales

La vida en la ciudad limita, en muchas ocasiones, el contacto con la naturaleza. Muchas veces nos encontramos trabajando en la oficina o realizando nuestras actividades en lugares cerrados, sin podernos conectar con el mundo exterior.

Una revolucionaria técnica en jardinería, permite crear increíbles espacios verdes aún en lugares pequeños o bajo techo. Se trata de los jardines verticales: muros o estructuras verticales en las que puedes cultivar todo tipo de plantas.  

Esta es una gran opción para hogares que no cuentan con patios o para espacios de trabajo como oficinas, ya que el contacto con las plantas genera un ambiente más distendido y relajado y permite aliviar tensiones.

Ahora, al momento de montar un muro verde, hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

 

  1. Escoger bien las plantas. Hay que elegir las especies considerando el cuidado que requerirán.  Lo más recomendable es optar por las que alcanzan una altura de tu agrado y que no requieran un trabajo excesivo de poda o retoques.
  2. La luminosidad. El jardín vertical deberá contar con una entrada de luz solar natural para desarrollarse óptimamente. Asegúrate de ubicarlo en un ambiente luminoso y fresco.
  3. El riego. Si el muro verde es muy abarcativo y amplio puedes implementar un sistema de riego automatizado. Si es más pequeño, puedes escoger la opción manual. Por eso, debes tener en cuenta que si colocas tus plantas demasiado alto, te resultará difícil regarlas y cuidarlas.

 

Hay miles de opciones para tener un jardín vertical. En caso de que no quieras utilizar un muro de tu hogar, puedes optar por llevarlo a cabo con macetas colgantes, en escaleras recicladas o incluso sobre una estructura de pallets o madera.

Realmente es una gran iniciativa para hacer crecer los espacios verdes en las grandes ciudades y obtener una mejor calidad de vidad a nivel comunidad y personal.

858b4ce182c0137974d53cf89549e02c4450961d.jpeg