Descubre lo último en deco, tecnología y medio ambiente

Conoce el hotel más raro del mundo

Fue creado por el artista alemán Lars Stroschen y se encuentra ubicado en el centro de Berlín. Cuenta con 45 habitaciones todas diferentes entre sí, diseñadas para vivir una experiencia única en cada una.

El hotel en sí, es considerado una obra de arte habitable, ya que Stroschen puso en juego su imaginación y creatividad en cada espacio y ambiente del lugar.

Si ya te ha entrado curiosidad y estás pensando en pasarte un par de noche en Propeller Island, te contamos de las habitaciones más locas:

 

Gruft: si te gustan las películas de vampiros, definitivamente tienes que pedir esta habitación, ya que cuenta con 2 ataúdes a modo de cama. Los huéspedes más previsores suelen llevar algunas cabezas de ajo en sus valijas, sólo por si acaso.

 

Flying Bed: es una habitación completamente normal, solo con el pequeño detalle de que la cama flota. No apta para sonámbulos

 

Forest Room: si eres fanático de la vida en la naturaleza, no te pierdas esta habitación. La cama se encuentra sobre una pila de leños y el cuarto está decorado con motivos de bosque.

 

Mirror room: esta habitación está completamente rodeada por espejos, lo cual brinda una visión 360 de los huéspedes que la alquilan.  

 

Upside down: ¡En esta habitación todo está de cabeza! Las camas y los muebles están en techo, pero no te preocupes, también podrás dormir cómodamente en las camas del suelo.

 

Y las habitaciones excéntricas continúan, algunas te permitirán vivir la experiencia de pasar una noche en la cárcel, en un granero o incluso en una mina.

¿Tú, cuál elegirías?  

 

0e1454afcd743fffadfc4a1259f7b2b427470117.jpeg